martes, 1 de mayo de 2018



Arqueología del Nuevo Testamento


  Evidencias Arqueológicas de cada libro del Antiguo Testamento, como prueba de que cada uno de los hechos narrados en el Antiguo Testamento son hechos históricos, que sucedieron en realidad en el tiempo antiguo. Y hoy en día podemos tener evidencias arqueológicas de: ciudades, pueblos, personas, edificios, hechos, y acontecimientos narrados en el Antiguo Testamento, y se puede demostrar sin ninguna duda de que los hechos escritos en el Antiguo Testamento todos son verdad.

  Por largo tiempo muchos han tratado de ridiculizar la Biblia, y afirmar de que son puros hechos ficticios que nunca sucedieron. Pero en la actualidad los arqueólogos usan la Biblia como punto de referencia para poner en el tiempo las cosas que se consiguen de la historia antigua. Esto por causa de la Biblia no tiene ningun error al registrar lugares, hechos y fechas; no se han encontrado ninguna  equivocación en los hechos históricos narrados en la Biblia, y por esto mismo hoy en dia es el punto de referencia arqueológico más exacto que se conoce.    

  • Aquí encontrará los descubrimientos arqueológicos más importantes libro por libro.
  • Podrá entender más claramente la situacion en cada libro al ver las evidencias arqueológicas encontradas, y la información que estos hallazgos nos dan a nosotro hoy.  
  • En la actualidad la información arqueológica de la Biblia esta en crecimiento, debido a nuevos hallazgos y el cómo se relaciona uno con otro. 
  • Es más efectivo estudiar cada libro del Antiguo Testamento al considerar la arqueología de cada libro, eso nos transporta al momento en el que ocurrieron los hechos. 
  • Y sobre todo la arqueología Bíblica esa una evidencia inalterable de la verdad de cada historia narrada. 


El Contexto


1. El contexto es crucial para la interpretación. Imagine que lee las palabras de un debate político o religioso sin el beneficio de algún conocimiento de las circunstancias o creencias de quienes están involucrados en la discusión o disputa. Como el lector se confundiria a correría el riesgo de malinterpretar totalmente los asuntos y las posiciones que las personas estaban tomando. Es una imprudencia, incluso una actitud arrogante pensar que podemos comprender de una manera correcta a los escritores de la Biblia sin saber nada acerca de su entorno. 

2. Tal como se describe anteriormente, el mundo bíblico es complejo y abarca una gran parte de la historia. El mundo antiguo simplemente es demasiado extenso y diverso para que esperemos que algunos cuantos comentarios sobre el "trasfondo" nos den una percepción significativa de las culturas en que los autores bíblicos habitaron.


3. El estudio del contexto bíblico es un estímulo para la fe. Muchos cristianos modernos evitan el estudio del mundo antiguo por temor a que los eruditos los concienticen los hechos problemáticos que servirían solo para socavar sute en la Biblia. Pero, en realidad, un estudio cuidadoso del mundo de la Biblia acentúa nuestra confianza en su precisión histórica y en su peculiaridad como la Palabra de Dios. Confronte como, en la sorprendente variedad de culturas que Constituyen el mundo bíblico, la unidad del mensaje de la Biblia es extraordinaria. Los escritores de la Escritura hablaron en diversas épocas y en diferentes lugares, pero fueron inspirados por un Espíritu inmutable. Y, por supuesto, el único camino para darles una respuesta a aquellos que afirman que los hechos socavan la credibilidad de la Biblia, es darle un vistazo de primera mano a estos mismos hechos.

4. El conocimiento del contexto de la Biblia es un antídoto para el peligroso desprecio de la historia que vemos muy a menudo tanto en la iglesia como en la academia. En nuestra época, la perspectiva postmoderna es de rechazo total a la historia y al contexto. Bajo la influencia de este movimiento, los lectores simplemente se niegan a escuchar a los autores de las Escrituras en sus propios términos y más bien aseguran que depende de cada lector hacer lo que desee con los textos antiguos. Muchos rechazan categóricamente la sugerencia de que tienen la obligación de hacer el intento de comprender el objetivo del pasaje del escritor De este modo, lo que el autor quería dar a entender es considerado irrelevante para el lector moderno, quien se dente libre de interpretar el texto de cualquier manera. Dicho enfoque convierte la autoridad bíblica en una mofa. Además, muchos cristianos bien intencionados, aunque no están completamente comprometidos con el modo postmoderno de pensar, tienden a interpretar la Biblia estric-tamente en términos de sus propias experiencias y estándares, sin incluso considerar lo que el profeta o el apóstol les estaba diciendo a las personas de su época. Una comprensión de las creencias, los conflictos, la historia y los hábitos de las personas de los tiempos bíblicos nos obliga a confrontar preguntas como: ¿Qué quiso decir Pablo realmente cuando escribió estas palabras a la iglesia de Corinto? 

5. El conocimiento del mundo de la Biblia inspira en nuestro interior una apreciación más profunda de los autores de las Escrituras y un amor más intenso por la Biblia en sí. Es difícil para nosotros amar genuinamente a alguien a quien no conocemos, y no podemos entrar en las experiencias y las perspectivas de los personajes bíblicos sin primero relacionarnos con su mundo. Al observar las herramientas con las que trabajaron, las batallas que enfrentaron, la literatura que conocían y las costumbres bajo las cuales vivían, adquirimos una profunda admiración por su fe y sabiduría.